El viaje con retorno = 25 céntimos

Una de las cosas que más me llamó la atención de mi viaje por Alemania hace algo más de un año fue la limpeza de las calles, totalmente diferente a lo que estamos tristemente habituados a ver en España. Cuando entré a comprar a un supermercado de un pequeño pueblecito encontré la razón a esta limpeza, que en principio yo sólamente había achacado al mayor grado de civismo de los germanos. Ante mi sorpresa, la gente acudía al supermercado con envases de diferentes bebidas (latas, botellas..) las introducía en una máquina de la entrada y luego entraba a comprar. ¡Ya pensé que eso sí era el grado supremo de civismo!,¡separaban los residuos y los llevaban no al contenedor amarillo, sino hasta al supermercado!. Pero... me fijé que cada persona recogía un tiquet una vez que había insertado los envases en la máquina. ¡Ahí estaba el quid de la cuestión!


Por cada bebida que compras en un supemercado de Alemania te cobrán 25 céntimos de suplemento sobre el producto. Si quieres recobrar estos 25 céntimos basta con devolver el envase en una de estas máquinas de los supermercados. Por cada envase que introduces la máquina te hará un vale de 25 céntimos que te descontarán de tu próxima compra en el supermercado.


Pero, ¿quién gana con esto?


En primer lugar el ciudadano, que con un pequeño gesto reduce la basura y suciedad de las calles, y sobretodo aumenta en de una forma asombrosa la tasa de recuperación de estos envases, hasta el 98,5%, lo que quiere decir que desciende en gran medida el volumen de residuos que llega a los vertederos.


Tanto el supermercado como los recuperadores de envases, pues ambos obtienen un rendmiento económico de los envases retornados, ya que son un producto con un valor porque pueden ser reutilizados y/o reciclados.


Tanto ayuntamientos como gobiernos se ahorran tanto en la recogida de estos residuos como en su tratamiento posterioren plantas de tratamiento de residuos. Este dinero ahorrado se puede invertir en mejorar la recogida, separación, reutilización y reciclaje del resto de fracciones de los residuos (otros envases, orgánico, cartón, residuos especiales, etc.)


Ante el éxito de esta inciativa alemana (que también está instaurada en otros 32 países en todo el mundo), la recién creada Fundación Retorna ha propuesto la implantación de este sistema en España. Sin duda una gran noticia, que seguro que con poco de voluntad y el apoyo de los cuidadanos logrará implantarse dentro de poco tiempo.

Puedes encontar más información en:

    -  El blog de Ecolab
    -  ONG Deutsche Umwelthilfe
    

3 comentarios:

disenyosos dijo...

Cuando voy al extranjero (segun que pais) tambien me choca, no hay basura por la calle. En españa ya se ve como algo normal.

Anónimo dijo...

Si, hasta que punto llega, que muchos turistas creen que es una "tradición local", y muchos de ellos incluso se apuntan a tirar papelitos y envases a la calle...

Alegria De La Huerta dijo...

En España, hace unos años, cuando yo era pequeña, quizás durante los noventa... aun se poden devolver algunos envases. No existían maquinitas pero el vidrio era retornable... no sé cual fue el punto en el que eso se perdió. No entiendo está mentalidad de que todo es de un solo uso...